Conchas de Mazapán de la Rosa

Que levante la mano a los que les gustan más las cosas dulces que les saladas. A mi me gustan tanto las cosas dulces que podría comer eso todo el día sin parar pero por supuesto que tengo mis límites. Ahora, si se trata de levantar la mano porque el pan dulce es mi debilidad y a la vez uno de mis más grandes placeres, pues triste y orgullosamente estaría levantando la mano no solo una si no tres o cinco veces; el pan dulce es una de mis más fuertes debilidades porque sé que no es bueno comerlo en grandes cantidades pero hay veces en las que los límites desaparecen y me es imposible abstenerme ante tal delicia de la bollería mexicana.

En México tenemos varios tipos de dulces; agridulces, picosos, (si, dije dulces picosos, nos gustan los dulces con picante) ácidos y por supuesto, dulces como en todos lados pero, cuando estás fuera de tu país de origen, el poder encontrar productos originarios de tu país es un lujo porque no es fácil encontrarlos y si los encuentras son caros, lo cual es entendible por los costos de importación y la escacés.

Uno de mis dulces favoritos de México son los mazapanes de la Rosa y cuando vienen a visitarme mis familiares y amigos lo único que les encargo de México son cajas de Mazapanes pero eventualmente se me terminan porque son mis favoritos como no tienen idea.

Uno de los días que ya no tenía más mazapanes, había planeado un fin de semana en París con mis amigas y antes de llegar, ya tenía en la mira una tienda de productos de mexicanos que tenía mazapanes. Le tienda se llama La Esquinita y está en el Segundo distrito de París. Me parece que en la tienda física tienen más productos que en la tienda en línea así que si están cerca les recomiendo pasar y me refiero a “más productos” porque llegan a tener productos frescos como chiles poblanos.

¿Cómo hacer conchas de mazapán de la rosa?

Las conchas son de los panes dulces dentro de los preferidos de cualquier mexicano, sobre todo si son horneadas en horno de barro; su sabor ahumado me recuerda al señor en bici con canasta en la cabeza que pasaba a vender pan en la colonia en la que vivía. No comprábamos pan del diario pero cuando lo hacíamos el pan no nos duraba casi nada, ya fuera para desayunar o cenar un café y una concha de vainilla.

La concha es un pan que ha logrado obtener bastante fama internacional gracias a todos las personas que han inmigrado a países como E.U., Francia o Dinamarca y deciden tomar el camino de la cocina. Lo más valioso es que optan por no perder sus raíces, al contrario, comparten tradiciones culinarias adaptándolas a la cocina local o como el caso de las conchas, las dejas íntegras y sin modificaciones para que las gente pueda vivir una experiencia mexicana a través de alimentos como este.

En la ciudad en donde vivo me gustaría ir a la panadería o al supermercado a comprar conchas como los franceses van a comprar croissants pero mi triste realidad es otra, o tal vez no es tan triste porque mientras estaba viviendo en México aprendí a hacer conchas por lo que me puedo permitir hacerlas cada que tengo un antojo extremo.

Después de la compra casi masiva que hice de mazapanes, tenía suficiente stock de nuevo y aparte de comerlos solos me daban ganas de usarlos de nuevas formas en la cocina así que empecé a hacer diferentes recetas con mazapán de la Rosa que les voy a ir compartiendo en este blog como el helado de mazapanes, atole, agua, donas y la receta de hoy, conchas con corteza de mazapán de la Rosa. El sabor al mazapán en el crust es muy suave porque no quería que se perdiera el sabor usual de la concha así que espero les guste.

Conchas de Mazapán de la Rosa

Prep Time1 hr
Cook Time15 mins
Total Time1 hr 15 mins
Course: Breakfast
Cuisine: Mexican
Keyword: Conchas, Mazapán, Pan Dulce
Servings: 6 piezas

Ingredients

Bizcocho

  • 250 g harina
  • 2 yemas grandes
  • 6 tbsp azúcar blanca
  • 1 tsp levadura fresca
  • 90 g mantequilla sin sal
  • 120 ml agua
  • 1 pizca sal

Corteza

  • 3 tbsp manteca vegetal
  • 100 g harina
  • 45 g azúcar
  • 5 piezas mazapán de la Rosa

Instructions

Para le bizcocho

  • Agregamos la harina, el azúcar y la sal y mezclamos estos productos secos.
  • Integramos el resto de los ingredientes y amasamos hasta que estén bien mezclados y tengamos una masa lisa y elástica. Puedes usar una batidora profesional a velocidad media.
  • Una vez que tengamos la masa con el resultado deseado, la pasamos a un tazón y la cubrimos con plástico o un trapo por 1 hora o hasta que doble su volumen.

Para la corteza

  • En un tazón agregamos el harina, el azúcar, la manteca vegetal y los mazapanes en trozos y amasamos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados y se haya formado una masa lisa.
  • Cubrimos la pasta obtenida y la dejamos reposar en el refrigerador de 15 a 20 minutos.

Ensamblado

  • Ya que la masa haya doblado su volumen la retiramos del tazón y la amasamos hasta que ya no tenga aire.
  • Dividimos la masa en 6 partes u 8 partes iguales si deseas unas conchas prequeñas y boleamos las piezas de masa.
  • Boleamos las piezas de masa y las ponemos directamente en una charola engrasada o con papel para hornear.
  • Dividimos la pasta de mazapán en 6 u 8 partes iguales, la aplanamos con un rodillo o con las manos y las colocamos sobre las piezas de masa que se encuentran en la charola.
  • Con un cuchillo o un molde para conchas cortamos las cortezas y dejamos reposar las conchas hasta que doblen su volumen.
  • Una vez que hayan doblado volumen las calentamos a 180°C durante 15 minutos hasta que obtengan un color ligeramente café. Se dejan calentar un poco antes de comerlas.

¿Cómo hacer un mazapán?

En una de las tantas ocasiones en las que me he quedado sin mazapanes, me puse a hacerlos y es muy sencillo; los ingredientes del mazapán de la Rosa son muy fáciles, solo se necesitan dos ingredientes básicos que son cacahuates con o sin sal y azúcar glass, no más. Dado que son solo dos ingredientes, el proceso de elaboración es igual de sencillo; solo se tiene que pulverizar los cacahuates con un procesador de alimentos, después se agrega el azúcar hasta formar una pasta hasta que se logre compactar con la mano, se usa un molde o cortador para hacer la masa y así de rápido puedes obtener los mazapanes.

Las conchas o cualquier otro pan que hago los dejo en el refrigerador hasta por una semana y se conservan bastante bien, solo los meto al horno un par de minutos para que estén calientes al comerlos. Si tienen antojo sobre algún sabor en especial déjenlo en los comentarios y podremos intentar hacerlos en otro post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *